ÁGORA. ULTIMOS NUMEROS DISPONIBLES EN DIGITAL

viernes, 5 de marzo de 2021

RETRATOS INTERIORES. POESÍA COMPLETA DE MAX BLECHER, EN EDICIÓN BILINGÜE DE JOAQUÍN GARRIGÓS/ REVISTA ÁGORA-PAPELES DE ARTE GRAMÁTICO/ MARZO 2021

RETRATOS INTERIORES. POESÍA COMPLETA DE MAX BLECHER, EN EDICIÓN BILINGÜE DE JOAQUÍN GARRIGÓS

 POESIA COMPLETA (DIOTIMA): Amazon.es: Blecher Max, Joaquín Garrigos: Libros

 

 

Ricardo Martínez ha publicado en todoliteratura.es una reseña crítica de Poesía completa, de Max Blecher.

  https://www.todoliteratura.es/noticia/54376/criticas/max-blecher:-poesia-completa.html

 Se suma a las realizadas recientemente por Francisca Pageo e Ignacio Vidal Folch.

Nos congratulamos de que la crítica esté, poco a poco, atendiendo a un libro de poemas como Poesía completa del rumano Max Blecher, con traducción de Joaquín Garrigós (Hermida editores). El libro apareció ya avanzado 2020 y, en la opinión de ÁGORA, constituyó el acontecimiento poético del año. 

Recoge la poesía completa del genio del surrealismo rumano, en edición cuidada y en una traducción rítmica y sabrosa, además de exquisita lingüísticamente, como se debe al que fue muchos años director del Instituto Cervantes en Bucarest, y atesora una larga y reconocida trayectoria de traductor de escritores rumanos, contando la obra en prosa del mismo Blecher. Es importante destacar, tratándose de poesía, la labor creadora traductora, ya que el oído del lector de poesía no suele perdonar cojas traducciones o traducciones mecánicas que olvidan la música del idioma al que se traduce (en este caso, la lengua española).


            

"Apariciones y desapariciones en la oscuridad de los días 

O águilas aleteando blancas sobre las montañas del sueño

 

Vitrinas lunares con ángeles y sables 

Con lobos, con ciudades, con navíos, con cabellos de mujer

 

Palabras, dibujos indescifrables de esta escritura

Como mis manos, como tus ojos cerrados."      

                        "A modo de introducción"     (fragmento)   

 

Constituyen el libro apenas 15 poemas fulgurantes recogidos en un volumen juvenil, Cuerpo transparente, más otro grupo de poemas publicados en revistas, póstumos o recuperados en la edición de las obras completas de Blecher a cargo de Doris Mironescu en 2017. Se acompaña esta edición en Hermida editores con un luminoso y necesario prólogo debido a ese mismo crítico y editor de la obra completa. También de una nota preliminar, para los lectores españoles, sobre la suerte de la edición de la poesía de Blecher en España (Joaquín Garrigós adelantó ya, en 2008, en La rosa cúbica el breve libro Cuerpo transparante, edición que ahora es mejorada "en algunas erratas en los poemas", teniendo en cuenta la edición crítica rumana publicada en 2017); de una cronología biográfico-literaria y, por último, de un apéndice que incluye fotografías, dibujos del propio poeta y documentos.

Blecher (1909-1938) es una especie de Rimbaud del siglo XX, un astro poético breve y fulgurante: de sus poco más de ocho años de escritura, solo dedicó a la poesía un pequeño libro Cuerpo transparante, más unos cuantos poemas dispersos en revistas de la época, como el extraordinario poema "París", alguno como L'inextricable position escrito en francés y publicado, en 1933, en la mítica revista Le Surréalisme au service de la Révolution.

Cuerpo transparente lo publicó cuando tenía apenas 25 años y estudiaba medicina en París. Llevaba seis, desde los diecinueve, enfermo de tuberculosis ósea, enfermedad que le impedirá moverse.

Blecher convocó el extásis y el fármaco de la poesía y la plasmó en versos de una belleza deslumbrante, eléctrica, o en poemas en prosa donde las imágenes "surrealistas" solo son una invitación, una llave a la figuración que el lector ha de hacer de un mundo espiritual, "transparente", que pone distancia al dolor físico y al constante peso de la carne lacerada. Es de destacar, para este comentarista, el humor que hay debajo o en la espuma verbal de muchos de los poemas, un humor que, conjuntamente con ese espíritu de finesse, de ascensión y vitalidad adolescente, casi de juego adolescente, acompaña siempre al Blecher poeta y lo aleja de otro polo de su escritura, la ascética. No es una ascética, por tanto, en tono negro o triste, sino una poesía de fondo ascético llena de luz, que no solo aspira a la luz sino que la consigue, se empapa de luz y la ofrece al lector como un perfume primaveral o un cántaro de agua de lluvia.

"Retrato de un artista adolescente", como diría Joyce, pero más bien un retrato interior es también esta poesía de Blecher. Según Leopoldo Alas, Clarín, "los artistas casi siempre tienen mucho de niños y de adolescentes. En rigor, ser artista es...seguir jugando". Juego y capacidad de expresar su interioridad y de implicar en ella a sus lectores es la doble paleta de donde sale el enorme poder de comunicación de la poesía y en general de la literatura de Blecher. 

La poesía de Blecher continuará en una novela como Acontecimientos de la irrealidad inmediata, y en las prosas autobiográficas de Corazones cicatrizados, La guarida iluminada y los microrrelatos de La ciudad de los condenados, libros que han ido también apariendo en español, gracias a la traducción de Joaquín Garrigós. El último citado en Libros de Trapisonda, 2018; y los anteriores, Acontecimientos de la irrealidad inmediata junto con La guarida iluminada (Diario de sanatorio) en la editorial Aletheia, 2006; y Corazones cicatrizados en Pre-textos en 2009.

Más allá de la etiqueta aplicada a un escritor o a un poeta (en el caso de Blecher, surrealismo, expresionismo, misticismo, iluminismo, neorromanticismo) siempre hay algo nuevo o propio que espera a cada lector. En el caso de este racimo tan breve, tan sobrio y tan maduro de poemas, de este libro que comento, se hallan convocados en tan poco espacio tantos ingredientes distintos y tantas seducciones y juegos poéticos que es un placer añadido a su lectura elegir cada cual después de su disfrute los poemas que más le han gustado y elegirlos por una razón distinta en cada caso.

Yo, lector, quiero compartir con otros lectores mi elección. Me remito a solo tres o cuatro. El ya citado "París", una auténtica pieza maestra en verso libre, ritmo largo, un tono confesional y de autoconocimiento. El adolescente llega por primera vez a París, ve una luz: "una casa iluminada como para una fiesta. Era un burdel". Allí, alguien: 

"Te preguntó algo complicado, quizá  muy agradable, pero tú no lo entendiste 

Al fin y al cabo venías de un rincón perdido de Moldavia y unas noches antes 

Habías estado cenando con tu madre, con tu padre y con tus hermanas"

 

Y elijo "Andadura", quizá mi preferido, por su directa intimidad, por su transparencia; "transparencia engañosa" que dice Doris Mironescu, pues hace que nos olvidemos de la maestría artística que hay detrás de esa gran fuerza de comunicación, que no otra cosa es la gran poesía:

"Hay una sucesión correcta de casas 

En este camino que no obstante

Ha de significar algo 

Hay un cielo sin color sin olor sin carne 

Sobre mis pasos sin importancia

Con los ojos cerrados ando en una caja negra

Con los ojos abiertos ando en una caja blanca 

Y por más que me esfuerzo por entender algo 

Enormes martillos me parten en la cabeza todos los pensamientos" 

 

Elegiría, por último, y para no abusar, "Poema". Neoromanticismo y un preguntar, como casi toda la poesía que me gusta, por el ser, por las mismas palabras "cadáveres" que pueden ser una "linterna  ciega" cuando falta la que da sentido a ese juego; aunque por ellas, se alcance un poder oscuro: el enterramiento en la amada. (En su memoria, que llevará el halo de aquel joven muerto de amor; en la memoria, muy física, de la amada:"su pelo")

"Cuando te vas 

El cuerpo recobra su infinito peso (...)

 

Quizá esperándote resucite 

El cadáver de una palabra 

Que con su linterna ciega me pasee

Por la noche

 

Tu pelo será su oscuridad 

Y yo me sumergiré en las sombras"

El poema está dirigido a una compañera de sanatorio, Marie.

Tema clásico como la consumación del amor y su apuesta eterna, también física, como está presente en el inmortal soneto de Quevedo "Amor constante más allá de la muerte".

Otro día podré detenerme más en otros poemas que yo elegiría, como "Amor falena", con ese final:

"Amor red del mundo en que los hombres atrapados 

danzan como payasos serios y enloquecidos"

 

Temas clásicos de la poesía, el amor y sus efectos contrarios en el amante: "Payasos serios y enloquecidos", el tema lo trataron Lope, Quevedo, pero nótese el pesimismo expresionista, el efecto deshumanizador y caricaturesco a la vez que la proyección a una simpatía humana, universal, quizá solo posible en algunos momentos. Esos amantes son, en general, los "hombres atrapados", que "danzan" con qué sentido.

Y elegiría, como ejemplo de un imaginismo lúdico, pero a la vez inquietante, el poema "En la orilla", que reproduzco completo por su brevedad:

EN LA ORILLA

Esto es lo que verás en el mar

Buques como cabezas de ahogados con el cigarrillo aún en la boca 

Soñando y fumando navegan a Estambul

En la orilla hombres como suicidas que se han librado de la muerte

Soñando y fumando pasean al atardecer

 

La apuesta por la vida y por la poesía ("La apuesta" por excelencia, como reza el escueto título del libro de una poeta española) tiene, sin duda, un extraordinario valor en cada uno de nosotros, seres humanos; pero en aquellos señalados a la vez, desde su juventud, por el don del arte y por la enfermedad que hace que el cuerpo pese infinitamente y reclame toda la atención del espíritu, tiene un valor todavía más fuera de lo común.

Gracias a la poesía de Blecher se salvó el espíritu de Blecher, ¿o fue al revés? En cualquier caso, esta poesía ha venido en 2020 en tiempos de pandemia, de dolor, faltos de comunicación verdadera. Estoy de acuerdo con Joaquín Garrigós, su traductor, en que podría ser lo mejor que nos hubiera dejado ese año, que dejó tanto malo.

 

FULGENCIO MARTÍNEZ

 

 

Revista ÁGORA DIGITAL/ MARZO 2021

No hay comentarios:

Publicar un comentario