ÁGORA. ULTIMOS NUMEROS DISPONIBLES EN DIGITAL

lunes, 28 de octubre de 2019

PARA QUIEN LE PUEDA SERVIR. NOTAS DE LECTURA DE LA NOVELA DE VENANCIO IGLESIAS MARTÍN "LA CIUDAD DE LOS MIS OJOS". Por Fulgencio Martínez. agora digital octubre 2019





PARA QUIEN LE PUEDA SERVIR. NOTAS DE LECTURA DE LA NOVELA DE VENANCIO IGLESIAS MARTÍN LA CIUDAD DE LOS MIL OJOS


La ciudad de los mil ojos
Venancio Iglesias Martín
Prólogo: José Antonio Montesinos
Editorial: Lobo sapiens


CEZANNE


Decía Cezanne: Monet no es un pintor, es un ojo. ¡Pero qué ojo! Donde ojo es metonimia de la mirada, o sea, de la pintura. Monet es la pintura. Así, Venancio Iglesias Martín no es un escritor, es la literatura, y este libro no es un libro, es un ojo, mil ojos, es la historia de la literatura, la historia de la filosofía, la vida misma puesta al tablero y ante el espejo del arte, un arte literario de suma y crítica inteligente, como exigía el canon.

Dice Venancio Iglesias Martín, el autor de la novela: hacer una historia de la mirada sería comprender el horizonte de la cultura desde la que los ojos ven. Esa historia le parece el primer paso para aproximarnos a la lectura de una obra de arte, especialmente cuando esa obra ha sido creada desde o al contacto con otra cultura.


El libro está escrito desde dentro de dos culturas, la española y la árabe de Marruecos; y no intenta disfrazar las contradicciones que pueda haber entre ambas; no es ésta una novelita post-canon, de exaltación del multiculturalismo. Su condición anfibia en lo cultural es el hilo que deja asomar una grieta en la mentalidad del narrador, un profesor español de Literatura, quien constantemente reflexiona sobre el sentido de la vida; de su propia existencia, de su misma profesión pedagógica, de casi todo.


NENÚFARES

El impresionista Monet siguió pintando nenúfares  ciego. Ninfeas que cultiva en su jardín de Giverny. Realizó 250 cuadros de nenúfares a lo largo de toda su vida. Para ser un tema pictórico, ya está bien.

Es emocionante esa fidelidad. Monet es la pintura. El impresionismo no busca tanto captar lo fugaz como el arquetipo.

Lo mismo la literatura. El lado mítico lo han buscado los Grandes de la literatura a través de un detalle a veces pequeño y desapercibido. Un nenúfar. Una piedra basta que pulir. Leopoldo Bloom en su rutina diaria por Dublín, Fermín del Pas en la Vetusta de Clarín, Tomás en Alhucemas. Tomás, el protagonista casi anónimo de La ciudad de los mil ojos.

Las novelas contemporáneas, Berlin Alexander Platz, La muerte de Virgilio, todas recrean a aquel personaje homérico. Odiseo.

¿Por qué? Quizá sea el momento en que Ulises responde al ciclope: Soy Nadie.
Arquetipo del alma moderna, ¿qué es nadie?

"¿Y qué quieres decir cuando dices me llamo Tomás?"

Nada, una nada que se cuestiona. el ser para el cual la nada es cuestión del ser.
Heidegger, tan cerca del decir poético, del caminantenohaycamino.

El Narrador de este libro es mítico, porque, también como Homero, apuesta por el ser, la luz, por la mirada.
Prefería vivir un segundo en la luz, que una eternidad bajo el no haber nacido.
Homero supera el pesimismo de los poetas líricos griegos.  La aventura, el espacio, la repetición siempre novedosa, el eterno retorno, la literatura como eterna variación del arquetipo, o aproximación al mismo.

HEIDEGGER Y MACHADO, ZENÓN Y TÚ
La cuestión de la nada. El poner en claro la nada, o sea, la vida. Hallar sentido a la vida, pero aun a la muerte.  Caminantenohaycamino. A cierta altura de la vida uno entiende y no resuelve la aporía de Zenón, o tiene que admitir que la vida la resuelva por uno: Aquiles  convertido en Tortuga, al final anulado por su propio devenir.
Flechado cada uno de nosotros en nuestro talón de Aquiles.

Solo nos queda un optimismo que estaba en nuestros genes: evitar la depresión cognitiva a toda costa, huir del deprimido cognitivo. Eso, nunca. 
En fin, la novela, como la vida misma, desde la grieta que nos invita a explorar, nos da una pequeña razón de vida, nos dice del amor a la palabra, del valor de la paideia. Para quien le pueda servir.

Como dice el autor, y con esto me quedo: hay que mirar siempre a los matices del gris. “Amor intelectualis” hacia la complejidad del mundo y de cada ser humano, y, junto a eso, un imperativo de lucidez y de honestidad, “La ilustración, pijo”. 

 FULGENCIO MARTÍNEZ

(El autor de estas notas copresentó el libro comentado, junto con MaríaTeresa Bernal, Marisa López Soria, José Antonio Montesinos y el propio autor, Venancio Iglesias Martín, en el casino de Murcia, el 22 de mayo de 2019. Agradecimientos a Isidoro, por favorecer el encuentro, y a Maria Jesús y a Venancio, por su presencia y figura).



jueves, 24 de octubre de 2019

Boscán en Cataluña. Diario político y literario de FM/ ágora digital octubre 2019


 
Juan Boscán Almogáver o Almogávar (en catalán Joan Boscà i Almogàver) (n. Barcelona, 1487-m..21 de septiembre de 1542)
Ojalá los fanáticos sean menos y en Cataluña pueda seguir viviendo Boscán, un poeta que escribía en castellano en el siglo XVI, mucho antes del nacionalismo excluyente que utiliza el precioso idioma catalán para dividir a los catalanes. Odian tanto la República como la Monarquía constitucional, no son demócratas ya que vilipendian la soberanía democrática del soberano pueblo de España.

diario político y literario de FM

BOSCÁN EN CATALUÑA

publicado en La opinión de Murcia. 26/10/2019
 https://www.laopiniondemurcia.es/opinion/2019/10/26/boscan-cataluna/1062970.html
No puede uno estar tranquilo, dentro de poco puede que algunos vengan a salvarnos de España. No tengo afán de polemizar con nadie, cada uno es responsable de lo que piensa o hace; a mí, con otras preocupaciones más personales, me importa mucho la paz, y ya solo mido una ideología por la capacidad de no crear banderías ni odios, si no más bien de unir. Todo lo demás es silencio, o peor, ruido y furia.
Pero quiero ser sincero contigo: yo también tengo mi forma de pensar; yo pienso que, hoy en día (desde el compromiso intelectual y moral que cada uno asuma), lo importante es alentar y formar una respuesta de paz frente a tanto energúmeno cóncavo o convexo, que diría Unamuno; frente a tanto totalitario que excluye a quien no sigue la consigna de su amo. Hay que recordar que estamos en un país democrático, con un soberano democrático, el pueblo español, que es el mismo soberano en cualquier territorio del Estado. Son los incendiarios y los acosadores, no la policía, los que atentan contra la democracia: lo hicieron ya contra la Segunda República y ahora contra la democracia surgida de la Constitución del 78. Por fortuna somos más los que pensamos que Cataluña es diversa como España lo es, y no hay una sola manera de ser, sentir o hablar en la Cataluña diversa y demócrata porque esta es parte de la diversa España. Solo siendo parte de España se puede asegurar la democracia en Catalunya.  Si un día esos totalitarios nacionalistas de la burguesía económica catalana, que solo es una parte de Cataluña, bien que aliada con los sectores anarquistas, si esa parte tomara el mando de un supuesto Estado catalán, se volvería al totalitarismo en Cataluña y a la inquisición; a una dictadura en lo político, en lo cultural y en lo lingüístico, mucho peor que la por todos execrada.
Para que Boscán pueda seguir escribiendo en castellano en una Barcelona y en una Cataluña libre, o sea, libre de totalitarios, y para que Foix también pueda seguir escribiendo en catalán, para eso merece la pena trabajar.
Espero que, algún día, con más distancia, un demócrata en Catalunya pueda pensar en los otros demócratas de Cataluña sin temor a ser llamado botifler. Ese día será hermoso, para un republicano español como yo: o sea, catalán y vasco y  navarro y murciano, etc, heredero de cuanto representó la Segunda República, la que se cargó Franco, y antes la dejaron herida otros golpistas de toda laya, nihilistas como los que ahora llaman a la violencia  y a romper la democracia en España y su soberanía democrática. Ojalá muchos jóvenes que salieron a manifestarse por las ciudades y carreteras catalanas hubieran echado una mano para apagar los incendios que amenazaban a la puerta de los vecinos, como habría hecho incluso un analfabeto de la chabola, por ese instinto humano.  La ideología ha creado una generación sin alma; eso es lo peor, porque ese mal no se resuelve solo quitándoles la competencia de Educación, sino estando presente la educación y la cultura democrática del Estado español en Cataluña de forma más proactiva. Al final, el problema no es Cataluña sino España, que vive en una inercia cultural y moral, bajo un complejo edípico aun no superado respecto a los tiempos de dictadura y donde toda la pedagogía de la Constitución ha saltado por los aires.
Entiendo a la buena gente que necesita liberar su conciencia echando la culpa a los demás, al Gobierno, a Franco, a quién más... Pero no se merecen Barcelona quienes echan la culpa a la policía de paisano del incivil desorden que hemos visto aterrorizar la ciudad y, a la vez, en palmaria contradicción, apoyan o excusan a los incendiarios y a la coreografía cómplice de unos miles de adolescentes de picnic. Creo en Espriu, en Sepharad, en la España catalana o en la Catalunya española, y creo en Barcelona, nuestra Barcelona, tan mía, en cuanto lector de Boscán y en cuanto español, como de quienes viven allí. Creo que nunca deberíamos dejar que saquen de Barcelona a Juan/Joan Boscán,  el amigo de Garcilaso e introductor del soneto italiano, un barcelonés culto y uno de los que escribían el mejor castellano del siglo XVI.
Un abrazo y bon apetit.

Fulgencio Martínez
Profesor de Filosofía y escritor
revista ágora digital octubre 2019

viernes, 18 de octubre de 2019

LA TRANSFORMACIÓN DE AQUILES Y MAÑANA DE DOMINGO, DOS POEMAS DE LÍNEA DE CUMBRES


         


DOS POEMAS DE LÍNEA DE CUMBRES, NUEVO LIBRO DE FULGENCIO MARTÍNEZ, QUE SE PUBLICARÁ ESTE OTOÑO


         LA TRANSFORMACIÓN DE AQUILES


Ahora llega a una casa donde nadie le espera,
y a este marzo después de cuatrocientos
plenilunios que vive aquí. Le sorprendió
el frío del primer domingo de Cuaresma
y echó atrás sus pasos en la ciudad, y ahora,
metiendo la cabeza en su caparazón,
la tortuga duda…Cómo va a poder
despistar tantas hojas que ha visto en su paseo
y el agua de aquel charco
que le miró y le siguió a su calle
sabe que no va a poder olvidarla,
después de oír susurrar en ella la vida.











MAÑANA DE DOMINGO


Una mañana de domingo,
después de despedirse
el sol, me encuentro solo,
temblando en mi cuerpo
como en un astro remoto y frío.

He recogido mi alimento
solitario, y sentado a la mesa
con mi vida, sonrío
frente a mi invitada,
llevándole a mi boca, despacio,
el aroma de mis palabras.



                                                             (29 de octubre de 2000)