jueves, 14 de enero de 2016

Oración por Antonio Machado. Fulgencio Martínez





ORACIÓN POR ANTONIO MACHADO  

     Se fue con su canción 
 al umbral de un reino silencioso.
 Nos dejó a su espalda el trabajo 
 de encender cada día el hogar 
 con rabia al mañana vacío.
 Enseñó lo que pueden hacer
 juntas la rabia y la idea,
 supo hacer del llanto belleza.
 Luchó el maestro por una España
 clara, donde el cielo fuera amigo.
 Por sacarle a su tierra la espina
 que durante siglos le dejaron 
 clavada; no renunció Antonio
 a soñar un futuro mejor. 

 Hoy que enmudecen su estatua 
 los hielos del imperio, he querido, 
 humildemente, leer junto a ti 
 los versos de Antonio Machado
 para infundirte ánimo y fe 
 en estos tiempos difíciles. 

 Si alguna vez la poesía 
 llevó un aliento de esperanza a alguien,
 si a una sola mano ayudó a levantarse,
 suplico hoy más que nunca, al dios
 de los poetas, que sea generosa 
 contigo, joven amiga.  

FULGENCIO MARTÍNEZ (del libro El año de la lentitud, en Madrid, por Huerga y Fierro editores, en Marzo de 2013).

No hay comentarios:

Publicar un comentario