lunes, 8 de diciembre de 2014

Víctimas. Diario político y literario de FM/ T3/16

Sergio Martín, presentador de 'La Noche en 24H', felicitó al líder de Podemos por la reciente salida de los terroristas de la cárcel. Iglesias, visiblemente contrariado, respondió: "Nada de enhorabuena y que nadie juegue con el dolor de las víctimas". Algunas voces en las redes sociales exigen la dimisión del entrevistador del canal público de televisión y critican la ausencia de mujeres en el programa.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2317471/0/polemica-enhorabuena/tve-pablo-iglesias/excarcelacion-etarras/#xtor=AD-15&xts=46726

Sergio Martín, presentador de 'La Noche en 24H', felicitó al líder de Podemos por la reciente salida de los terroristas de la cárcel. Iglesias, visiblemente contrariado, respondió: "Nada de enhorabuena y que nadie juegue con el dolor de las víctimas". Algunas voces en las redes sociales exigen la dimisión del entrevistador del canal público de televisión y critican la ausencia de mujeres en el programa.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2317471/0/polemica-enhorabuena/tve-pablo-iglesias/excarcelacion-etarras/#xtor=AD-15&xts=467263

 

Sergio Martín, presentador de 'La Noche en 24H', felicitó al líder de Podemos por la reciente salida de los terroristas de la cárcel. Iglesias, visiblemente contrariado, respondió: "Nada de enhorabuena y que nadie juegue con el dolor de las víctimas". Algunas voces en las redes sociales exigen la dimisión del entrevistador del canal público de televisión y critican la ausencia de mujeres en el programa.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2317471/0/polemica-enhorabuena/tve-pablo-iglesias/excarcelacion-etarras/#xtor=AD-15&xts=467263

VÍCTIMAS


Las últimas encuestas lo dicen: Podemos está ya a solo un punto por debajo del PP en intención de voto. El PSOE de Pedro Sánchez ha subido desde la casi ruina. En fin, el PP teme ser el companaje del sandwich que se van a comer esas otras dos formaciones. 

Si no lo remedia la televisión española, que pagamos todos, esto no lo salva ni Dios. Urge, creyentes, ayudarle: que Dios ayuda a los malos cuando son más que los buenos, como dice el refrán. La televisión del pueblo, la 1 y la 2, está dispuesta a echar la mano, el brazo y la pierna por delante, si falta hace, para ayudar al Gobierno de Rajoy. Tenemos fresca en la memoria la llave de yudo que un entrevistador de la casa le hizo a Pablo Iglesias en una reciente entrevista televisiva: ¿No se alegra usted de que vaya a ser puesto en libertad un etarra? Lo que podría ingenuamente concebirse como pregunta pasó por acusación dirigida aviesamente al líder mejor valorado en la actualidad por las encuestas. 

La televisión española ha ninguneado sistemáticamente a la formación Podemos. Ni siquiera ha sido un asunto de interés periodístico el capital de ilusión que este joven partido ha generado en muchas capas de la población española desmotivadas políticamente. Sobre ninguna cuestión de actualidad del país se presentaba la posición de este nuevo partido. Los telediarios y los programas de debate en la televisión pública secuestrada por el chavismo de hecho que practica Rajoy, han abierto los micrófonos solo a líderes del PP y de la Oposición. En ningún caso, a Podemos.

Pero llegó el momento, la oportunidad: han aparecido noticias negativas para la reputación de Podemos; noticias interesadas o no, correctas o prefabricadas, no es el caso dilucidarlo ahora. Y si además coincide ese momento con el arrebato de pánico en el PP ante las indóciles encuestas, entonces tenemos el caldo de cultivo idóneo para recurrir a la caballería de los periodistas telepatriotas.

Algún día, quizá haya asociaciones de víctimas de la manipulación informativa. Por ahora, solo nos cabe aquí o donde sea dejar constancia de nuestra queja personal. 

Es indigna e hipócrita la indignación de la vicepresi y del ministro de Interior, llevándose las manos a la cabeza por la inminente excarcelación de Santi Potros. Hubo no hace mucho otras liberaciones de presos etarras forzadas  por el máximo tribunal europeo, y no hubo entonces tanto aspaviento indignado en las filas del Gobierno, ni tanta sensibilidad interesada hacia las víctimas del terrorismo. Pero los tiempos cambian, como dijo la canción.
 

Fulgencio Martínez

                                             Profesor de Filosofía y escritor

No hay comentarios:

Publicar un comentario