Galería

GALERÍA DE ARTE GRAMÁTICO. EXPOSICIONES




              EXPOSICIÓN 2  BERTA MESA CUJEAN




                                                      BERTA MESA CUJEAN

Berta Mesa Cujean nació en Granada, vive actualmente en Ginebra. Ha estudiado psicología, arte, diseño y moda. Creadora y artista interdisciplinar, su obra produce el asombro de lo distinto cercano.



BLOG DE LA AUTORA

  http://bertamesacujean.blogspot.com.es/
En el blog de Berta Mesa Cujean podéis conocer su "obra esencial.

Para abrir boca, os presentamos una selección de textos y de obra pictórica de la autora.



                           LO ESENCIAL




lo esencial
está en el instante
en el tiempo
...que pasa...no espera
en los recuerdos
y en lo simple...
... y lo mio
lo ajeno
lo esencial es mi presente...
...fue mi pasado...
lo esencial no está en mi muerte
...mi amor...es esencial
...lo que es
esta en este espacio
y fuera de el...
es mi universo...
....y el silencio de las formas
y de las palabras
sin sentido...
esas que se tiran en una placa
de metal...generosas..
lo esencial está debajo de mi falda
y escrito con tus dedos...
...es mi idea...son tus ganas...
lo esencial es escribir :
"este mundo es una mierda"
...en papel de seda
y tafetanes y encajes y lazos...
de raso de colores
....de muchos colores...
lo esencial es escribir al revés
" emai't ej "
sentir su aire
nadar contra corriente
...perder la cabeza...


 




 PENSANDO FRESAS



impaciente
al borde de tus dedos
...de mi boca
sueñas
en mi sueño
lib e r a
abro
mis alas

forma apropiada
....amorosa
de quererte

pensando fresas




GALERÍA DE BERTA MESA CUJEAN














 otra serie
 








Espero que hayan disfrutado....



GALERÍA DE ARTE GRAMÁTICO/ BERTA MESA CUJEAN
ÁGORA DIGITAL JULIO 2014


 



                   Exposición 1   FERNANDO CASTILLO


UT PICTURA

ENTREVISTA A FERNANDO CASTILLO


                            "LA FIGURA HUMANA ES MI LENGUA VERNÁCULA"


Fernando Castillo es un artista sublime sin interrupción -como le llamaría papá Baudelaire, el primer artista y crítico de arte moderno. Quizá, o seguro, que esa es una de las deudas que tuvo que pagar el arte en la sociedad burguesa; el artista había de serlo las veinticuatro horas. Eran muy dados los burgueses, para su seguridad, a pretender etiquetar, ordenar el caos de lo real y de los tipos humanos.

Pregunta: Quería preguntarte, Fernando, por cuestiones más técnicas, para empezar: cómo fue tu aprendizaje de las herramientas del arte, desde la pintura, en la que te inicias, hasta los actuales medios artísticos digitales, pasando por tu intensa dedicación a la fotografía de arte. 

      Respuesta: Desde que, literalmente, tengo uso de razón, he tenido la suerte de contar con dos herramientas que, a la postre, conformarían el carácter y el devenir de mis tendencias dentro de la tramoya artística: un laboratorio de fotografía perfectamente equipado y una gran colección de infografías de dibujos realizados por los maestros del Renacimiento que, a falta de acceso a los originales por aquél entonces, me sirvieron para referenciar el qué y el cómo de esas magistrales construcciones de la mente de los grandes creadores.
Con la fotografía comencé a conocer los claroscuros de la figura en sí misma. Las copias (torpes copias) de aquéllos colosales dibujos me fueron entreabriendo los estrechos vericuetos de las cotas inimaginables que el Arte era capaz de alcanzar.                         

P: ¿Hiciste aquella carrera de Derecho para desmentir a Baudelaire, o sabías ya, por aquel entonces, que tu vocación artística te tiraba para otro lado; hasta conseguir pronto poder dedicarte exclusivamente al oficio, que no es otra cosa el arte: un noble oficio?                                                        
R: Mis estudios de derecho estuvieron cargados de mucho más contenido -en el plano teórico/filosófico- de lo que pudiera parecer desde fuera, Fulgencio; así que pude simultanearlos con mis inquietudes artísticas, incluso con mis investigaciones in situ sobre las obras clave de artistas como Rembrandt, Miguel Ángel, Leonardo o Velázquez, que fueron conformando de manera definitiva mi modo de entender el Arte. Abrieron mi particular caja de Pandora en una insaciable necesidad de dibujar la figura humana. Años, muchos, muchos años de dibujo frenético sobre modelo vivo en el Círculo de Bellas Artes que ocupaban sesiones de muchas horas de todos los días…hasta que la figura humana acabó formando parte de mi lengua vernácula.  
  
                             
P: Aprovechaste bien tu residencia de estudios en Madrid. Aquel Círculo de Bellas Artes se te quedaría luego pequeño...

     R: A lo largo de mi vida he realizado exposiciones en París, Florencia, Caracas, y también en Madrid, y aquí en Murcia, claro. He expuesto en instituciones de relevancia (Blanco y Negro, el citado Círculo de Bellas Artes, Verónicas/San Esteban y un buen número de Colegios profesionales en Madrid, Valencia, Granada, Albacete, Murcia…), aunque en realidad, mi obra de investigación ha corrido paralela, de puertas adentro, mientras realizaba ese otro tipo de obra que Buñuel llamaría “alimentaire”. Nunca he sido partidario de los concursos; este país de las corruptelas viene ya entrenado desde muy atrás.

P: Y te convertiste, con el tiempo, y dada esa filosofía tuya, en un "vidente" del arte, es decir, decidiste no seguir la rutina artística que se vende y abrir tu taller para hacer la obra del futuro...

    R: Llegado un momento dado de mi vida, hace ahora trece años, decidí recluirme en mi estudio para dedicarme en exclusiva a la investigación del desarrollo de mi propia obra, sin distracciones ni encargos provenientes del exterior.
     Cuando ya había trazado las líneas maestras de lo que era mi propia concepción de la pintura, tuve la suerte de conocer a Lindsay Kemp y su última obra: “Elizabeth I, the last dance” y, viendo en su planteamiento escénico una tan estrecha interrelación con las ideas que bullían por mis pinceles, decidí hablar directamente con el gran dramaturgo inglés y exponerle mi proyecto… con la enorme suerte (y mayor orgullo por mi parte) de que se entusiasmara conmigo y me apoyara sin ambages a realizar esta exposición unitaria con “Elizabeth I…” como motivo ostinato de una larga serie de cuadros al óleo. Hasta el día de hoy, que sigo trabajando en ella.

P: Hablanos -para terminar- de esa obra en marcha, que estás casi concluyendo para exponer, ¿no?

   R: Se trata de un conjunto de obras inspiradas en su totalidad en el majestuoso estilo dramático, estético, e incluso metafísico, del gran genio inglés que sin duda ha revolucionado el devenir del teatro de los últimos cuarenta años. Obras que pretenden intuir al genio del personaje, su impronta y su contenido último: descubrir ese lugar común que establece con el personaje al que devora y del que se deja devorar, trascendiendo su propia vida y condición humana.
    Como el propio Lindsay Kemp afirma en relación a su Elizabeth: “Elegir a un personaje para un nuevo espectáculo no es una decisión que tome conscientemente, puesto que es el personaje, la mayor parte de las veces, el que me escoge a mí.”
    Del mismo modo he sido yo elegido por mi propio absorbente personaje, con lo que la cadena de abducciones se ha desarrollado de un modo imprevisible, encontrándome en la tesitura de desentramar (aunque no necesariamente, porque el conjunto indiferenciado tiene ya valor intrínseco) el contenido de la relación Elizabeth/ Kemp/ y yo mismo.
    En este momento, ese ímprobo trabajo que me ha ocupado todo este tiempo, realizado en lienzos de gran formato, está próximo a concluir.

P: ¿Cómo vas a llamar a la exposición?

  R: La exposición lleva por título: “CONFESIONES: KEMP/ ELIZABEHT” (Danza osmótica sobre la piel del espejo). 
Aún no tiene un destino definitivo…lo realmente importante es que esa gran empresa que me propuse, está por fin, a punto de ser materializada…

Muchas gracias, Fernando; y me despido diciéndote algo, porque me viene ahora al recuerdo unas palabras del poeta Juan Ramón Jiménez ­- al que, por cierto, te pareces, no en lo físico, sino en la incombustible dedicación al trabajo, en busca de la "obra" total. El poeta de Moguer pedía, a sus posibles lectores, que tratasen sus versos como a sus manos, las manos del espíritu del poeta, que a modo de vaso les ofrecía su sangre. Fernando: que te deseo lo mejor que se le puede desear a un artista, a un creador; que tengas los receptores que tu obra merece.



Os dejamos a la puerta de la galería. La podéis visitar solos (o acompañados, si gustáis). La soledad y la consiguiente ausencia de distracción del "público" es una de las ventajas de este medio digital, aunque la inmediatez de la exposición viva, en el Museo o en otro espacio, es aún preferible para gozar plenamente el arte, pues, como olvidamos con facilidad hoy, y nos recuerda el filósofo Heidegger (Cf. La esencia del arte), no hay arte sin un espacio en el que se inserta y sacraliza. Aunque tampoco el Museo es la panacea, ni esas torpezas del arte en los márgenes de una autopista... El arte y el espacio, el arte y su espacio, qué gran tarea de cultura por hacer...


GALERÍA DE ARTE GRAMÁTICO GALERÍA DE ARTE GRAMÁTICO GALERÍA DE
Ir a la entrada siguiente (superior): Fernando Castillo en Galería de Arte Gramático PINCHA EN ENLACE:
http://diariopoliticoyliterario.blogspot.com.es/2013/04/fernando-castillo-en-galeria-de-arte.html#links





















IR A LA ENTRADA ANTERIOR:
ENTREVISTA CON EL ARTISTA EN UT PICTURA. Pincha en enlace:
http://diariopoliticoyliterario.blogspot.com.es/2013/04/ut-pictura-fernando-castillo-en.html#links

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada