lunes, 18 de julio de 2016

No más parques. Poema de Andrés Acedo



NO MÁS PARQUES

Cumplí los cincuenta, perdí la línea
de la mitad del camino de la vida.
Perdí la línea, perdí el hambre y engordo.
Los deseos se acumulan en bolsas de plástico
que las horas por venir
invitan a cerrar herméticamente.                                                                     
Me vence la torpeza
de bajar otro escalón,
el del portal, para depositarlos
afuera… y en un basurero horrible,
hacia el que elevar los brazos requiere
el vigor de un gigante,
el esfuerzo con que un dios mueve el mundo.
Si hubiera un descampado…
Un descampado para que mis deseos
descansen por fin, en ningún lugar;
para que no continúen despiertos
en otros enjambres paralizados.
Un desolado y funcional descampado
donde esos cometas vacíos cesen 
de esperar un nuevo y descomunal ímpetu
que los derrumbe en alto rodar en llamas.
Oye mis quejas, tú, Municipio.
No más parques para viejos,
Ni verdes piscinas de recliclaje.
Un descampado sería tan funcional… 

Andrés Acedo

No hay comentarios:

Publicar un comentario