martes, 30 de junio de 2015

CORPO DE AMORE. Poema de "León busca gacela" en Portal de UNED

CORPO DE AMORE
(De "León busca gacela")

Me gusta en las tardes
lentas de verano
escuchar canciones
de mis diecisiete años.
Pasear desnudo
en mi habitación
con otro cuerpo
desnudo, y vivir
lo que de adolescente
soñaba.
             Entonces, y ahora
una satisfacción menor
es engañar al tiempo.


    Fulgencio Martínez

 http://portal.uned.es/pls/portal/PORTAL.wwv_media.show?p_id=24118802&p_settingssetid=1&p_settingssiteid=0&p_siteid=93&p_type=bas

domingo, 28 de junio de 2015

Metapoesía y testimonio personal en "Otra vez la luz, palomas", de Jesús Cánovas. Crítica de Fulgencio Martínez. Revista Ágora digital/Bibliotheca Grammatica






                    METAPOESÍA Y TESTIMONIO PERSONAL en OTRA VEZ LA LUZ, PALOMAS

Jesús Cánovas Martínez obtuvo este año el XIX Premio de Poesía Aurelio Guirao con un breve y delicioso poemario que lleva por título Otra vez la luz, palomas. Recientemente publicado en la colección “Acanto” - que impulsa desde Cieza el grupo poético La sierpe y el laúd - el libro es una indagación sentimental sobre el ser humano. Una pesquisa que es rememoración, iluminación, y que se dirige al centro de nuestra existencia: la infancia: “El corazón, a veces, se ilumina. / Unas latas, los restos de una hoguera, / vidrios rotos. ¿Qué queda de la infancia?” Tres hermosos endecasílabos  (del poema “Casa muerta”) nos trasmiten el empeño del poeta por re-habitar el espacio natal devastado. Como en la experiencia senequista, lo que queda tras el regreso a cualquier paraíso perdido es una impronta de muerte, y el sabor de la finitud de la vida. Pero, quizá, a diferencia del autor de las Cartas a Lucilio, la poesía de Jesús Cánovas logra también traernos una cosecha positiva. La experiencia del regreso ha servido para iluminar el corazón, quien, tras la catarsis realizada, puede elevarse “entre las torres y las nubes”, trascendiendo su carga. El “mundo”, desde esa nueva perspectiva (más serena), recobra un orden insospechado; aunque triturada, la infancia sigue dando sentido al acontecer ciego: la inocencia y la libertad del corazón es verdad que se muelen, como el grano, en el molino de las palabras y las cosas, pero el pesimismo de  Quevedo (de raíz senequista) se ve atemperado con la comprensión de “sentido” que captura la poesía de Jesús Cánovas. Donde Quevedo diría: “Azadas son la hora y el momento / que, a jornal de mi pena y mi cuidado, / cavan en mi vivir mi monumento”; Cánovas, en diálogo textual con el poeta barroco, dice: “y son golpes del ser y del sentido” los días, cada día que amanece. Reparemos, de paso, en la inmediatez sonora y emotiva de la expresión de Jesús Cánovas “golpes del ser y del sentido”; lo cual redunda en la diferencia sentimental, menos abstracta, de la poesía del autor de Otra vez la luz, palomas. (A pesar de la truculencia metáforica -“azadas”- y de la insistencia fonética de la rima quevediana, para el lector actual la expresión barroca es más mecánica y, por ende, más abstracta que la usada por un poeta de nuestros días como Jesús Cánovas, que ha aprendido armonía de Garcilaso y de Machado y sabe conjugar naturalidad en la expresión del sentimiento con inquietud filosófica). 

Precisamente aquel sintagma, “Entre las torres y las nubes”, titula otro magnífico poema del libro. Quizá, el más denso en verdad personal. “Se me acaba la vida poco a poco” (dice el poeta), “noto como se escapa / por las ventanas de mi aliento.” Uno es sensible al recurso versal sabiamente empleado para metaforizar dicha respiración: la concatenación de endecasílabos y heptasílabos que da idea de continuidad suave pero a la vez empeñada en mantenerse. Los breves momentos en que cambia y pasa a eneasílabos o pentasílabos denotan la coherencia poética de este libro de voz tan madura; en un poema significa todo, y así estos cambios sugieren, en el fluir del aliento, descensos bruscos, desmayos retardantes, u omisiones y transiciones rápidas en medio de una estrofa, o, a veces, cierres y silencios forzados al final de estrofa. 

El discurso del libro culmina en el poema “Luminosos y azules”, quizá el más vibrante y aparentemente sencillo, donde se trata el tópico del tiempo como imagen de la eternidad. “Eran los de la infancia / luminosos y azules, / tendidos bajo el sol. /Entonces era yo inocente/ y me sentía en viva comunión /con las más simples cosas, / sobre las que la luz posaba su caricia. / Y la luz era buena, y era dorada y alegre,/ y de la luz picoteaban/ los pájaros, a todas horas, a cada instante”. El texto, en su inicio, evoca el verso póstumo de don Antonio Machado: “Estos días azules y este sol de la infancia”. Comparándolo, en su conjunto, con un poema de Juan Ramón Jiménez, “El viaje definitivo”, donde los pájaros, el huerto y el pozo son símbolos de aceptación serena del límite, aunque ambiguos, por significar también el desosiego del olvido y la enajenada indiferencia respecto al yo; el mensaje de Jesús Cánovas reescribe esos símbolos paradójicos, los desambigua, y consigue captar, para su lector, la “presencia” de un amor universal que ilumina la semejanza de sentido entre el humano discurrir y el orden sereno de la luz, más allá del lado en que toquen los golpes.


Fulgencio Martínez

Revista Ágora digital Junio 2015

lunes, 22 de junio de 2015

Cangilón. Revista de etnografía.Publicado el número 34/ Notas/ revista Ágora



El pasado domingo 21 de junio se presentó en el Museo de la Huerta de Alcantarilla el número 34 de la revista de etnografía CANGILÓN, DIRIGIDA POR FULGENCIO SAURA MIRA. 250 páginas dedicadas a la investigación cultural, histórica, lingüística y etnográfica.

CANGILON
                    SUMARIO
REVISTA ETNOGRÁFICA DEL MUSEO DE LA HUERTA DE MURCIA
ASOCIACIÓN DE AMIGOS DEL MUSEO DE LA HUERTA

3 EL MONUMENTO PÉTREO, HIDRÁULICO-HISTÓRICO,
DEL ACUEDUCTO DE ARCOS Y RUEDA DEL MUSEO
ETNOLÓGICO DE LA HUERTA DE MURCIA EN
ALCANTARILLA
Ángel Luis Riquelme Manzanera

18 CON MOTIVO DEL 50 ANIVERSARIO DEL
DESCUBRIMIENTO DEL “OINOKOE” EN LA
NECRÓPOLIS IBÉRICA DE LA CALLE CURA HURTADO
LORENTE DE ALCANTARILLA
Ángel Luis Riquelme Manzanera

24 LA ETIMOLOGÍA DEL TOPÓNIMO LA ÑORA, Y DE
LA RUEDA Y LA HISTORIA DE ESTA LOCALIDAD
MURCIANA
Fulgencio Martínez

31 LA HUERTA COMO TEMA DE ESTUDIO ETNOGRÁFICO
Fulgencio Saura Mira

41 A ANTONIO PÉREZ CRESPO, JURISTA, HISTORIADOR,
POLÍTICO, ESCRITOR Y CRONISTA MURCIANO, AMIGO
DE LA COMARCA ALMERIENSE DE LOS VÉLEZ
Ángel Custodio Navarro Sánchez

56 LA ESPAÑA DEL SABIO LORENTE
Juan González Castaño

64 EN EL SEGUNDO CENTENARIO DEL NACIMIENTO DEL
SABIO LORENTE
Paul Pérez Chávez

68 UN POMICO DE ALARISES QUE EL ÁNIMO EMBARGA
CON NOSTÁLGICA FRAGANCIA
Antonio Martínez Cerezo

75 LA CASA REGIONAL DE MURCIA EN MADRID 1929-1979
Ricardo Montes Bernárdez

87 ROGATIVAS A LA DIVINIDAD, PARA OBTENER SU
FAVOR, EN LAS TIERRAS DE LA REGIÓN DE MURCIA
José Antonio Melgares Guerrero

91 LOS BIENES INMUEBLES DE RELEVANCIA CULTURAL
EN ALCANTARILLA. LEGISLACIÓN PROPIA Y UN
ESTADO DE LA CUESTIÓN
Alejo García Almagro

105 LAS HABLAS MURCIANAS, ¿UN PÁRAMO CIENTÍFICO
Juan José Navarro Avilés

127 RECORDATORIOS DE PRIMERA COMUNIÓN EN LA
REGIÓN DE MURCIA
Jesús Navarro Egea

136 OFICIOS OLVIDADOS EN NUESTRA REGIÓN
José Antonio Marín Mateos

143 ARQUEÓLOGO DE LAS VOCES TRADICIONALES
ANSELMO J. SÁNCHEZ FERRA O LA INVESTIGACIÓN
DEL CUENTO FOLKLÓRICO
José Sánchez Conesa

149 EL PÓSITO O CASA PANERA
Antonio de los Reyes

156 EL ENTORNO URBANÍSTICO DEL ROMEA
Enrique Mena García

167 UNA PROPUESTA DE CATALOGACIÓN PARA LA
COLECCIÓN ETNOGRÁFICA DEL MUSEO DE LA
CIUDAD DE MURCIA: EL LEBRILLO
Carmen Clemente Martínez
Tomás García Martínez
Clara Mª Alarcón Ruiz

174 PARABRERO REMANIENTE AL ABUA Y AL REGUERÍO (X)
Manuele Zapata de San Nicolás

175 VOCABULARIO RELACIONADO CON EL AGUA Y EL
REGADÍO (X)
Manuel Zapata de San Nicolás

186 LAS CUADRILLAS DE “ZAGALES” EN LA NAVIDAD. LA
ANTIGUA CUADRILLA DE CABECICOS
Emilio del Carmelo Tomás Loba

193 ESPARTO: FIBRA VEGETAL, CASI EXTINGUIDA DE
NUESTRO ENTORNO. IMPORTANTE EN OTRA ÉPOCA
EN LA ECONOMÍA DE LA REGIÓN
José María Gómez Toro

199 LA ALIMENTACIÓN MURCIANA COMO PATRIMONIO
CULTURAL: FIESTAS, RITOS Y SÍMBOLOS
María Luján Ortega

225 ACTO DE PRESENTACIÓN DE LA REVISTA CANGILÓN
NÚMERO 33 Y OTRAS ACTIVIDADES ORGANIZADAS
248 RELACIÓN DE NUEVOS SOCIOS

ÓRGANOS DIRECTIVOS
NOTA PARA NUESTROS LECTORES. Queda advertido que la publicación de los artículos tan sólo responsabiliza a sus autores, al mismo tiempo se indica que
deberá cada artículo tener un contenido etnológico, siendo responsabilidad de la redacción y sus miembros de la omisión de aquellos que carezcan del mismo.
Director: Fulgencio Saura Mira
Subdirector: Ángel L. Riquelme Manzanera
Jefe de redacción: Juan Estremera Gómez
Vocales de redacción:
J.A. Melgares Guerrero, José Belmonte Serrano, José
Emilio Iniesta González, Francisco Flores Arroyuelo,
Ricardo Montes Bernárdez, Jesús Navarro Egea, José
Antonio Caride de Liñan, Luis J. Guillamón Torralba

Edita: ASOCIACIÓN DE AMIGOS DEL MUSEO DE LA
HUERTA DE MURCIA

Código de dígitos nº: 1.137-7.569
Depósito Legal:
MU-676-1992
ISSN
Centro Nacional Español del ISSN.
Biblioteca Nacional.
Ministerio de Educación y Cultura.

Portada: Antonio Sánchez
Título:”Rincón de la huerta” año 2014

Realizada al óleo. 60 x 46 cms
Maquetación e impresión:
Asegraf - Imprenta