domingo, 25 de enero de 2015

Nadine Urbild. Poema de Maximiliano Hernández Marcos, de su libro inédito "La mirada mirífica"





               
                                           NADINE  URBILD




Nadine
                Urbild,
belleza ideal,
caricatura excelsa de mujer.

Nadine,
la de afilada efigie
de ficción.
Mide sus pasos,
su peso, su pose,
su pasión.
Mirada milimétrica,
movimiento marcial
al ritmo mudable de la moda.
Nadine,
cuyo fondo es su perfil,
finge
con frágiles facciones
ser el aforismo
de la frivolidad.

No es física,
ni enfática en sus formas;
no tiene fisuras,
no es mortal.
Viste el tamaño firme
de la palidez,
no lleva cuerpo,
no gasta entrañas
que desfiguren
su irrealidad.
Camaleónica,
sólo es espejo
de faz en fuga,
la fumarola
que fulge sola
bajo el reflejo fatuo
de su fanal.

Nadine Urbild,
visión famélica
que atiza el ojo mercantil
de la opulencia.
Ella es la diosa
de renta lenguaraz
en la boutique.
Nadine,
modelo ruin
                 de inanidad.


                                                        (De La mirada mirífica)
 

                                    Maximiliano Hernández Marcos


REVISTA ÁGORA DIGITAL ENERO 2015/textos magistrales

No hay comentarios:

Publicar un comentario