jueves, 30 de enero de 2014

Poemas de Marian Raméntol, en catalán-español/Antología actual de poesía española/20






                      MARIAN RAMÉNTOL (Barcelona, 1966)


Descàrregues

Com un llampec em cales,
m'estrenes el pit amb la lentitud del teu cabell,
musiques  l'ombra de les paraules ,
m'obres a l'instant quiet de la tempesta
i m'abandones al vertigen de la llum,
sense saber que, de vegades,
fa tanta pudor la bellesa
que no hi ha lloc per altra desconsol
que no estigui ja escrit sobre el marbre.


Poema publicat al núm. 9 de "3D3, revista de creación". Juny 2013.




Descargas

Como un relámpago me calas,
me estrenas el pecho con la lentitud de tu cabellera,
musicas la sombra de las palabras,
me abres al instante quieto de la tempestad
y me abandonas al vértigo de la luz,
sin saber que, a veces,
hiede tanto la belleza
que no hay espacio para más desconsuelo
que el que no esté ya escrito sobre el mármol.



Aquest perfum sense tu

L'alè de la matinada
s'escola pels sobresalts de la llum.

Tot és ben quiet i l'aire flonjo ens llepa l'orella
mentre sortim del somni entorpit.

L'instant que ens observa
és un desconegut
del color de la sorpresa,
que  diposita muntets de gebre
al pols dels llavis.

Però per més que el temps
recomenci ,
és ben  estrany aquest perfum sense tu, aquesta
marinada humil que em fuig del ventre
lliscant per  la veritat
de les teves mans esteses, dels teus ulls
tan callats, del teu cor digne i quiet
que  sepulta les meves consistències
transparents 
com l'aire que ens llepa les orelles,
lleuger com el color sorprès
del primer dels instants  desconeguts
que m' esperen.


Poema publicat a la revista Requiem amb Ría. Abril 2013.
Poema publicat al núm. 9 de "3D3, revista de creación". Juny 2013.





Este perfume sin ti

El aliento de la madrugada
se cuela por los sobresaltos de la luz.

Todo está muy quieto y el aire esponjoso nos lame la oreja
mientras salimos del sueño entorpecido.

El instante que nos observa
es un desconocido
del color de la sorpresa,
que deposita  montoncitos de escarcha
en el pulso de los labios.


Pero por más que el tiempo
recomience ,
es muy extraño este perfume sin ti, esta
brisa marina humilde que me huye del vientre
deslizándose por la verdad
de tus manos extendidas, de tus ojos
tan callados, de tu corazón digno y quieto
que sepulta mis consistencias
transparentes
como el aire que nos lame las orejas,
ligero como el color asombrado
del primero de los instantes desconocidos
que me esperan .


Biobibliografía


Marian Raméntol (Barcelona, 1966). Poeta, traductora y directora de la revista cultural La Náusea. Miembro del grupo musical O.D.I. Miembro del grupo poético-musical OxímoroN.
Ha traducido a poetas contemporáneos italianos al catalán y al castellano. Ha publicado once poemarios y ha sido incluida en diez antologías. Ha sido premiada en diversos concursos nacionales e internacionales, y su obra ha sido ampliamente difundida en revistas especializadas donde ha publicado poesía, ensayo y artículos de opinión. Ha sido traducida al inglés, italiano, rumano, armenio, búlgaro y estonio, y ha prologado varios libros de poesía. Su actividad en el ámbito poético le ha llevado a formar parte de festivales, exposiciones, recitales y diferentes actos patrocinados por ayuntamientos, editoriales y otras entidades culturales.

Revista cultural La Náusea: http://www.lanausea.tk
Servicios Literarios Profesionales: http://www.lanauseaservicios.tk
Blog personal: http://www.marianramentol.blogspot.com


 REVISTA ÁGORA ENERO 2014/ANTOLOGÍA ACTUAL DE POESÍA ESPAÑOLA. fin de entrega 20/ Cesc Fortuny y Marian Raméntol: dos voces en catalán y castellano


miércoles, 29 de enero de 2014

Dos poetas en catalán y castellano: Cesc Fortuny y Marian Raméntol/ I/ Antología actual de poesía española/20




Cesc Fortuny y Marian Raméntol publicaron en octubre de 2013 un libro en colaboración. La obra recoge  dos diferentes poemarios de cada uno de ambos poetas:  "Avui fosquejo morta", de Marian Raméntol Serratosa, y "El silenci plou sobre les pedres", de Cesc Fortuny i Fabré. Prólogo de Eduardo Moga e ilustraciones de Gallego Ripoll. Edita Salvador Moreno Valencia. 2013.

Con la poesía de Marian Raméntol, en castellano, abrimos la Antología actual, en su primera entrega. Queremos dar a conocer a los lectores también la obra en catalán de la autora, y junto a ella, en esta nueva entrega, tenemos el honor de leer  la poesía de Cesc Fortuny.
 
               ANTOLOGÍA DE POESÍA ESPAÑOLA. La escritura plural /20


POEMAS DE CESC FORTUNY Y MARIAN RAMÉNTOL


              CESC FORTUNY I FABRÉ


(Estos dos primeros poemas pertenecen al poemario inédito La dolorosa partitura del miedo:)
    



la memoria resbala como una babosa de luz

Soy un monstruo de cabeza oscura
y cola iluminada.
Andreu Navarra “Vida”

Las flores se escapan de la mazmorra noctámbula, con sus cuerpos mudos rellenos de viento, atragantando a los cometas que crujen con el humo y se clausuran en la lumbre. Brasa confinada en su madriguera. Viento encerrado en la pluma, guarida del universo.

Aún gritando estrellas, sólo son mis ojos detrás de mis ojos. Cabalgo la víscera doliente del astro, amazona de éter. Invariablemente, a punto de derramarme, cruzo como un barco de pesca, que monta a horcajadas sobre el lomo de un falo, la noche de las lágrimas y las muerdo, las mastico con mi boca llena de agujeros, donde se esconden los minutos y el odio. Completa, se sumerge la gacela  cuando esputa el flujo de sus antepasados.
La memoria resbala, como una babosa de luz, sobre los huesos que son la cena del buitre. Absoluta, la sombra ardiente es un espejo de magma que refleja a los difuntos.

Miro la llama, hasta que mi vista es ya sangre. Odio, para no tener miedo, igual que el alcohol me mastica el hígado. Mis ojos callan y los muertos corren por mis venas empuñando la savia igual que un cuchillo, apuñalando el zumo negro de mi espejismo. El océano espera, con la boca desencajada, a que las tropas de suicidas esnifen su baba. Algunas veces los delfines son testigos, entonces mis vísceras de arena resbalan y paladean el oxígeno para estremecer el semen de mi bodega de carga.

Porque mi carne es de mar, y el mar es el fuego que mastica los sueños.





mi voz es tan vana como la noche

Ante el cielo y ante el tiempo
me confieso
arbitrario del camino y de la rabia.
José María Pinilla “CONFESIONES”

El lecho palpita a modo de un osario hinchado de muertos que nunca se atolondran. Un fulgor que aúlla sobre la carne de este vasto desfiladero, se estremece blando, soltando en cada lágrima una carcajada.

Implícita en el susurro de las flores, una tribu de gritos arraiga en mi lengua, preciosos cual corteza de ave, planean lentos como lagartos. Anzuelos zarpeando la bruma de mi enajenación. La chimenea de mis demonios se mece sobre un abismo con sentido del humor, ácido igual que la ropa violada. Debo arrojarme al precipicio y desaparecer, para vomitarme en el vasto piélago de mi reventado entendimiento.

Hendir, desplomar, tantear raciones de sexo sostenidas aún por el hueso y por mi cabeza aplastada bajo las ruedas.
Cercenar todo mi ser para abandonar esta laguna, este río ciego que encharca mis córneas, carámbanos de óxido derramados por el gusano que se agita en el hueco sin compañía.

He raptado algo de mí, lo más importante, y lo he encerrado aquí, muy lejos, ahogado ahora en mi sangre. Permanezco mudo, y el tiempo es un punto negro en nuestra propia cueva, por eso aquí es tan lejos.

.........


(Los dos poemas que siguen, pertenecen al poemario en catalán El silenci plou sobre les pedres(El silencio llueve sobre las piedras), publicado por Alvaeno ediciones. Seguido a cada poema en catalán, está su correspondiente traducción)



El roser que em creix a les artèries i m’esgarrapa per dintre

La soledad es esta luz
que enturbia los almendros
y los incendia.
Eduardo Moga “Cuerpo sin mí”

L´arbre que creix al llom de l’aranya,
descompost com llimac dòcil,
tremola arraulit al llit d’un immens flux,
una lleterada vegetal que em clava les arrels a la boca.
El fang de la nàusea.

Tot vibra com un sexe violat, o com una espiral d’esperma que
        sobrevola la nit (fosca)
l’aire està ple de cops, de trompades, d’hematomes de vent 
        i  d’aire vomitat.
Els ulls viuen als nius de les formigues,
on creixen els cabells de la tarda, i s'alleten
les muntanyes i els bocins del món real,
en un racó humit del meu somni més brut.

Conreant els camps amb paraules d’angoixa,
allà on l’esperit es mutila, l'home renuncia a volar,
així, el meu silenci sota les aigües,
escriu sobre l'oxigen:
la tela és la presó del quadre.

Sóc doncs un vidre fràgil, una por,
una cosa sense olor ni lascívia,
sang barrejada amb canyella i vinagre,
com una distància de foc o un no-res trinxat,
sense sentiments, un esclat
indescriptible de fracàs.
Sóc un forat, una gelor, un soroll.
Un dolor profund.

Sóc música quàntica.

El no-res detingut en la buidor, suspès a la fredor absent del cosmos, o qualsevol altre animal que viu als meus soterranis, borrós i profund com un cristall de gel, perdut a la tenebra de l’home, sota una crosta de pell i ossos i que ha de considerar la possibilitat del vampirisme o rebentar-li el cap a un nadó contra una pedra.


El sol és un ocell mort.



Versión al castellano:
El rosal que me crece a las arterias y me araña por dentro

                                               La soledad se esta luz
                                                          que enturbia los
                                                          almendros y los incendia.
                                                              Eduardo Mueva. “Cuerpo sin mí”



El árbol que crece en el lomo de la araña,
descompuesto como babosa dócil,
tiembla acurrucado en la cama de un inmenso flujo,
una corrida vegetal que me clava las raíces en la boca.
El barro de la náusea.
Todo vibra como un sexo violado, o como una espiral de esperma que
sobrevuela la noche (oscura)
el aire está lleno de golpes, de trompazos, de hematomas de viento 
y de aire vomitado.
Los ojos viven en los nidos de las hormigas,
donde crecen los cabellos de la tarde, y se amamantan
las montañas y los pedazos del mundo real,
en un rincón húmedo de mi sueño más sucio.

Cultivando los campos con palabras de angustia,
allá donde el espíritu se mutila, el hombre renuncia a volar,
así, mi silencio bajo las aguas,
escribe sobre el oxígeno:
la tela es la prisión del cuadro.

Soy pues un vidrio frágil, un miedo,
una cosa sin olor ni lascivia,
sangre mezclada con canela y vinagre,
como una distancia de fuego o una nada triturada,
sin sentimientos, un estallido
indescriptible de fracaso.
Soy un agujero, un helor, un ruido.
Un dolor profundo.

Soy música cuántica.

La nada detenida en el vacío, suspendido en la frialdad ausente

del cosmos, o cualquier otro animal que vive en mis sótanos, borroso
y profundo como un cristal de hielo, perdido en la tiniebla del hombre, 
bajo una costra de piel y huesos y que tiene que considerar la
posibilidad del vampirismo o reventarle la cabeza a un bebé 
contra una piedra.


El sol es un pájaro muerto.



Drogues antigues


Em bull la boca, perquè m’agraden
les drogues antigues,
cavalcar la merda
que et porta on vols anar
mentre la meva harmònica
clava l’arrel a les orelles
del bosc,
on l’ànima borratxa del ionqui cec
trenca per sempre la música de la selva.

Els ocells se m’injecten a les venes, i canvien de canal
amb cada envestida de la pelvis.

A mi no em parlis de Déu,
jo només sento una picor irrefrenable
que m’empeny com un penya-segat d’oxigen,
un lligam de llençols que es masturben
i m’entretenen en aquest vespre,
mentre els nens em devoren,
i la llum plora.

Ens han dit que hi podria haver droga
en aquest avió, però hem hagut de caure
al forat de nosaltres mateixos,
per mamar-nos el silenci,
a les tavernes grogues d'en Gamoneda.

En castellano:
Drogas antiguas
 

Me hierve la boca, porque me gustan
las drogas antiguas,
cabalgar la mierda
que te lleva donde quieres ir
mientras mi armónica
clava la raíz en las orejas
del bosque,
donde el alma borracha del yonqui ciego
rompe por siempre jamás la música de la selva.

Los pájaros se me inyectan en las venas, y cambian de canal
con cada embestida de la pelvis.

A mí no me hables de Dios,
yo sólo siento un picor irrefrenable
que me empuja como un acantilado de oxígeno,
un vínculo de sábanas que se masturban
y me entretienen en este anochecer,
mientras los niños me devoran,
y la luz llora.

Nos han dicho que podría haber droga
en este avión, pero hemos tenido que caer
al agujero de nosotros mismos,
para mamarnos el silencio
en las tascas amarillas de Gamoneda.





Bio-bibliografía:



Cesc Fortuny i Fabré. Músico, cantante, compositor y escritor de origen barcelonés. Fundador del colectivo de música experimental Artillería Pesada.  Coorganizador del “Festival Tremó” en Monistrol de Montserrat. Redactor y codirector de la revista cultural La Náusea. Miembro de colectivo artístico Grup Tremó durante el año 2010.

Ha participado en certámenes y festivales de música y arte experimental y está vinculado a varias bandas musicales, entre ellas Entropia, O.D.I. y Zé Pekeño. Ha publicado 27 álbumes musicales, ha participado en 5 recopilatórios, y ha colaborado en 4 álbumes de otros músicos.  Ha publicado dos poemarios en castellano y uno en catalán y está presente en diversas antologías. Ha sido traducido al armenio y al búlgaro. Su obra, tanto pictórica, musical o literaria, se centra en la concepción del arte como herramienta para trabajar con el inconsciente. Ha realizado ilustraciones para portadas de libros de diversos artistas.

Escribe poesía y narrativa tanto en catalán como en castellano, así como ensayos sobre música publicando también diferentes trabajos musicales a través de sellos independientes. Acompaña a varios poetas en recitales, presentaciones y performances con sus trabajos acústicos o de música experimental, éstos últimos centrados en el uso del sonido fuera de contexto y de ruido como vehículo transmisor de mensaje y sensación.


EN PRÓXIMA ENTREGA POEMAS DE MARIAN RAMÉNTOL
REVISTA ÁGORA DIGITAL ENERO 2014