sábado, 27 de diciembre de 2014

Fin de año de Rajoy. Diario político y literario de FM T3/22

Foto. El país.
FIN DE AÑO DE RAJOY



En la última comparencia de Rajoy, para hacer balance del año, hemos visto al Presidente avanzar hacia el atril a paso de playmobil, moviendo los brazos al ritmo de un esquiador de alta montaña y componiendo una estampa de playboy maduro y algo corto de vista. Cuando la televisión ha enfocado el atril el Presidente ya había encontrado los papeles y leía algo. No sé si a ustedes, lectores, les interesará más o menos lo que dijo, pero a mí me captaron la pose, el aire diligente y la breve carrera hasta los flashes que el Presidente Rajoy se marcó en unos segundos; no más que los segundos de un sport publicitario bastaron para simbolizar el ímpetu de un enfermo recuperable. Fue ya éste su primer acto electoral. ¡Ojo, confiados Podemos y PSOE!, ahí viene predicando a las multitudes sobre una barca de piedra el recuperado Mariano Rajoy. Las encuestas retrocederán ante él, la estepa de nieve que le dan los pronósticos al PP se podría convertir en brazo de mar, navegable gracias a este líder de plástico pero que tan asesorado porte derrocha en la tele. 

Cuando contemplo los festivales de Podemos –irremediablemente la 1 saca siempre la misma imagen aunque sea para ilustrar una noticia positiva para el nuevo Partido, como la de que tiene visos de convertirse en la segunda fuerza en Euskadi-; veo a cuatro chavales haciendo la ola, enlazados y canturreando un gorigori. Cuando espero en la televisora oficial la comparencia del Secretario del PSOE descubro, por la foto que precede al “corte” grabado, a un líder de las Juventudes Socialistas. Nada me hace pensar que se anuncia al líder del PSOE.

Estas estrategias mediáticas y el hondo calado de los mensajes y reflexiones del impulsivo candidato Rajoy me hacen ser muy prudente en mis vaticinios ante las próximas elecciones. Rajoy, en su mensaje del año, ha dicho: 1, que este país ha entrado en la recuperación gracias al esfuerzo de todos los españoles (yo diría a la mala vida impuesta a todos); 2, que los que han encontrado trabajo este año se sienten más satisfechos y seguros (yo diría que la satisfacción y la seguridad de estos son indescriptibles); 3, que esos ex parados son un índice de esperanza para los más de cuatro millones y medio que quedan sin empleo (lo cual es cristiano, sin comentarios); 4, que han sido las Navidades de la Recuperación y que 2015 será la mapa (a lo cual digo que USA lleva ya varios semestres de crecimiento por encima del cinco por ciento, y que aquí con las políticas neo.com de austeridad, patrocinadas por la Merkel, apenas estamos notando ese tirón; y que es mucha vanidad por parte de Rajoy atribuirse un adarme de gloria en la salida de la crisis, ¡crisis aquí hay para Rato gracias a la corrupción y a las políticas sociales y económicas antisociales!); 5, que el Gobierno gobierna para los intereses de los catalanes, eso es algo que ha quedado claro en la intervención del Presidente (no se ha acordado de mencionar otros intereses regionales); y por último, en sexto lugar, ha destacado el valor de la estabilidad (para un país, una empresa, una institución) con la que Rajoy quiere parapetar el monótono bipartidismo del que todos estamos hasta la coronilla. Lástima que no haya resaltado también la estabilidad en el empleo como un valor importante para los jóvenes y no tan jóvenes. Eso, ni mentarlo.



Fulgencio Martínez

Profesor de Filosofía y escritor

No hay comentarios:

Publicar un comentario