domingo, 28 de septiembre de 2014

Problemas en la comunidad de vecinos. Diario político y literario de FM /T3-2


UN PROBLEMA DE LA COMUNIDAD DE VECINOS



La culpa la tiene IKEA, que comenzó con lo de "la república independiente de mi casa" (¡Qué narices va a ser independiente, si pertenece mi casa a una comunidad de vecinos!). Ahora, los del piso 2º quieren votar democráticamente para decidir si se declaran independientes de la comunidad (claro que, entre ellos solos, 4 propietarios). El que promueve la consulta vive en el 2ºC, yo en el 4ºF. Me temo que me pidan derechos por usar el ascensor al pasar por su piso, y que reclamen su parte del tejado y haya goteras en el edificio.

Ningún parecido con Cataluña, solo que el de 2ºC se apellida Mas o Más, no lo sé. Por si acaso, estoy muy interesado estos días por las noticias políticas.

Leo en la prensa las declaraciones de un experto en Derecho Constitucional sobre la posible ilegalidad de la “consulta” catalana. Para el catedrático de Derecho de la Universidad de Barcelona, Xavier Arbós: “La ley de consultas no es constitucional porque invade competencias del Estado, que es quien tiene competencia exclusiva para convocar consultas populares por vía de referéndum”. (El País, 28 de septiembre 2014).

Pero, como aun no me queda claro si la ley promulgada por Artur Mas es equiparable a la convocatoria de una consulta refrendaria, de un referéndum, o es un inocuo ejercicio de salud democrática que hay que aplaudir, me lo aclara en el mismo medio el catedrático de Ciencia Política de la UNED Andrés de Blas: “Cuesta entender que alguien pueda sostener de manera informada que esta consulta no tenga naturaleza refrendaria. El hecho de la misma no sea formalmente vinculante no la diferencia del referéndum provisto en el artículo 92 de la Constitución, que tampoco lo es”.

O sea, que quien tiene exclusivo mandato y legalidad para convocar un referéndum es el Gobierno elegido democráticamente por todos los ciudadanos del Estado. Aunque la Autonomía catalana, a través de su Parlament, solicitó esa transferencia, le fue denegada por el 87 % de los diputados en las Cortes españolas.

Así las cosas, no crean ustedes que me quedo muy tranquilo en el asunto de mi comunidad de vecinos.  Puede que a los del segundo se les ocurra formar una comunidad aparte federada a la comunidad, y regirse por sus propias leyes como un Estado dentro del Estado comunitario, o puede que decidan ser un Estado independiente. En la práctica, no habrá diferencia siguiendo ambos caminos.  El caso es que ellos solitos decidan sin consultar a todos los demás. Una vez que se hubiera alcanzado el reconocimiento de esa autogestión, vaya a usted a pedirles que paguen cuando se rompa algo en otro piso o cuando haya que ser solidario. Para eso hubiera sido preciso poner sobre el papel, primero, las obligaciones con el resto de la comunidad de ese nuevo Estado. Hay aquí un círculo vicioso del que se aprovechan los independistas y en el que caen, como moscas en la miel de la propaganda soberanista, incluso partidos como Podemos o Ganemos o lo que sea. Primero reivindico la autogestión y luego decido si quiero ser o no solidario, y cómo. Cuando lo democrático y virtuoso sería primero asumo y me comprometo con mis obligaciones solidarias y luego pido e incluso exijo autogestión en los asuntos de mi competencia propia.

Se empieza perdiendo la casa y se termina perdiendo el reino. Los que pensamos que ese reino mañana ha de ser una república fuerte y unida para defender a los trabajadores no dejemos solos al Gobierno de España en este trance, por muy mal que nos caiga el PP y Rajoy.



Fulgencio Martínez



ÁGORA DIGITAL SEPTIEMBRE 2014/ DIARIO POLÍICO Y LITERARIO DE FULGENCIO MARTÍNEZ, DONDE SE HABLA DE LO DIVINO Y DE LO HUMANO
 



1 comentario:

  1. Los invito a leer algunas de mis obras en

    http://creacionespersonalesjfc.blogspot.com/

    Otras obras disponibles en

    http://creacionespersonalesjfc.blogspot.com/2014/05/recomendaciones.html

    ¡Todo lo mejor!

    ResponderEliminar