viernes, 13 de junio de 2014

Cuatro poemas de Luciana Salvador /Diario de la creación/ revista ÁGORA DIGITAL



DIARIO DE LA CREACIÓN/ Panorama de la poesía actual en español (inéditos)

   CUATRO POEMAS DE LUCIANA SALVADOR

                                                                      


Me pregunto. Te preguntas

Me pregunto. Te preguntas.
Si estás aquí porque sí o deberías irte lejos.
Muy lejos.
Me cuestiono. Te cuestionas.
Si deberías corregir estas posturas o dejarte ir.
Huir.
Me analizo. Te analizas.
Si deberías batir lo que tienes y hacer que salga algo, o empezar de nuevo.
Muy lejos, sin huir.
Me pregunto. Te preguntas.



Voy a comerme tus ataduras

Voy a comerme tus ataduras y las que no, me las fumaré. Absolutamente todas, empezando por las que no te dejan despegar y las que te llevan a donde no quieres ir.

Voy a empezar despacio, no te vas a dar cuenta.

Voy a comerme todas, la que te sujeta los pies y la que te ata las manos. Voy a comerme todos los caparazones que te echaste encima estos últimos años y el resto me lo fumo.

Voy a desprenderte de todo lo que te ata y te voy a remontar conmigo a donde se me de la gana.

Voy a liberar tu corazón a base de esa confianza que traen los besos, la autoestima de las caricias, la paz de una sonrisa y así despacito, voy a comerme tus ataduras y te dejaré desnudo atado a mi cama sin soga ni cadena, sino con ganas. Unas ganas terribles a querer atarte a mí.


Reflexiones de Andrea (...)

A qué huele un instante que dura horas en mi cabeza.
Cómo se olvida un beso con otros cientos que no siento.
Cuántas despedidas necesito para despedirte.
Para de verdad dejarte ir.

Por qué camino retrocedo para no encontrarte.
En cuál esquina debería haber doblado para no cruzarnos.
Qué mano tendría que haber sujetado para no querer la tuya.
Para ahora no sentirte.

Cómo borro tus horas en un instante.
Cómo te borro.
En qué jardín planto tu recuerdo para que deje de crecer adentro mío.
Cuántos lápices labiales rojos tengo que gastarme para dejar de olerte.




Somos amantes

Vamos a ser amantes como Lilith y Eva porque te voy a sacar una costilla y me haré un cepillo para desenredar los pensamientos que te van a enredar a mi cintura. Seremos amantes de barro y te moldearé con el fuego que yo encienda.

Seremos un ser con dos individualidades, dos animales, dos almas que se cruzan y se hacen energía. Seré tu mascota más sumisa, tú mi esclava espartana y te sujetaras de mis manos y nos ataremos las cadenas y después también las venas y los corazones se sincronizarán para latir al mismo tiempo, para amarnos con acuerdo.

Seremos Lilith y Eva especulando amarnos, salpicando con pretextos para volver a tocarnos. Seremos dos amantes desnudos frente a la nada y en la nada plantaremos lo que nos salga del cuerpo hasta que las ganas se frenen, hasta que abras tus ojos. Hasta que me mires fijo. Hasta que te me metas adentro. Hasta que no quieras salir.




Luciana Salvador Serradell nació en Argentina en 1977, actualmente reside en Barcelona donde trabaja como periodista. En el 2011 su bitácora de cuentos cortos, Bosque de Luciérnagas www.bosquedeluciernagas.blogpost.com, fue premiada como Mejor blog nacional de creación literaria en el II Premio Revista de Letras, el canal de libros de LaVanguardia.es. Ha publicado cinco microrrelatos (Editorial Intangible): Alicia no fue invitada, La mala educación de Mariana, El funeral de Lola, Paula se vacía en el espejo y El despecho de Ana. Y en el 2012 salió a la venta su primer libro, Las mujeres aman diferente, que se puede conseguir en www.lulu.com o en Amazon.com

   REVISTA ÁGORA DIGITAL JUNIO 2014 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario