miércoles, 28 de mayo de 2014

Podemos, ¡claro que sí! Diario político y literario de F.M / 43/T2


Publicado en LA OPINIÓN. 29-5-2014

http://www.laopiniondemurcia.es/opinion/2014/05/29/claro/562790.html


PODEMOS, ¡CLARO QUE SÍ!





El éxito de Podemos en las elecciones europeas demuestra que no es necesario que los partidos gasten mucha pasta en sus campañas. Eso pedimos en un anterior artículo, de ahí que nos alegremos por los resultados obtenidos por Pablo Iglesias.    

Aunque ahora  los partidos de la ”casta” extiendan su manaza para exprimir un poco más al ciudadano a cuenta de los votos que han obtenido y que ellos deciden que vale tal o cual cantidad de euros, el botín que obtengan será menos. ¡Hay motivo, pues, para estar algo alegres con los resultados!

Es el cobro por voto una extorsión legal, consentida, que se aviene mal con la práctica de subir impuestos y recortar salarios. No es que esté mal que haya elecciones, no se confunda; lo que está mal es la ley de subvención al voto que los partidos se otorgan para seguir forrándose a costa del erario público. Tal cantidad de dinero por voto supone menos inversión en educación y en sanidad, más apretar el cinturón a los que pagan impuestos. Aparte de ser una falta de coherencia es también un pecado de integridad personal y de responsabilidad política. Se deberían repartir entre todos los aspirantes una cantidad pequeña de dinero para sus campañas y no desangrar al Estado a manos llenas; ¿esto le parece demagógico? ¿No sería  más económico y más coherente con el principio de igualdad de oportunidades? 

Tras las elecciones últimas el bipartido (PP-PSOE) se rasga las vestiduras por el inesperado  éxito de Podemos. Tildan a su líder de mediático, cuando la verdad es que los medios están más tiempo ocupados con los líderes y afines de los partidos de la casta.  Incluso, algún trasto en comunicación (como aquí en Murcia, Francisco Bernabé) ha llamado “populista y demagógico” a Pablo Iglesias.  Se le acusa a este de proponer que no paguemos nuestras deudas.  Pero no es verdad. Las deudas de España las deben pagar los que son los culpables de la deuda: lo contrario es lo demagógico y lo antidemocrático, señor  Bernabé.   

La púa del aeropuerto inhábil de Corvera, por ejemplo, ¿quién ha de pagarla?  A. Valcárcel de su sueldo de eurodiputado.   B. Válcárcel y todo el Gobierno Regional.   C. Los afiliados y socios del  PP.   D. Todos los murcianos sin distinción de renta, y especialmente los funcionarios de la Comunidad.   E. Otros.  

Pruebe usted, lector, a acertar cuál de las cinco opciones elegiría el señor Bernabé como la mejor, más responsable y menos populista y demagógica. (Le doy una pista: ese señor es responsable de Comunicación del Partido que dice que gobierna la Región de Murcia). 

Y si no le ha quedado claro el concepto, hágase de nuevo el test anterior: ahora respóndase qué elegiría usted, siendo  lógico y ético, procurando ser objetivo y honesto.  

En suma, llevemos cuidado con lo que llamamos demagógico porque puede resultar que algún día sea lo más lógico y ético la opinión mayoritaria de este país… a menos que, entretanto, nos hayamos vuelto todos idiotas.
 

                                FULGENCIO MARTÍNEZ
                                Profesor de Filosofía y escritor

ÁGORA MAYO 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario