lunes, 31 de marzo de 2014

CENTENARIO DE OCTAVIO PAZ. LOS HUESOS OLVIDADOS (ed. Renacimiento, Sevilla)


LOS HUESOS OLVIDADOS, NOVELA DE ANTONIO RIVERO TARAVILLO, QUE RELATA LA ESTANCIA DE OCTAVIO PAZ EN ESPAÑA


Se cumple el centenario de Octavio Paz, el gran poeta y escritor mexicano, al que la revista Ágora, desde su fundación en 1998, rinde un reconocimiento expreso con el título de una de sus secciones más queridas: EL MONO GRAMÁTICO.

La editorial Renacimiento de Sevilla ha editado una novela que narra la estancia del poeta en España durante la guerra civil. Los huesos olvidados, de Antonio Rivero Taravillo (Premio Comillas de Historia y Biografía 2007 por la biografía de Luis Cernuda) ha sido lanzada en la colección Escuela de Plata, de la editorial sevillana.
 En 1937 Octavio Paz escribió unos poemas sobre la Guerra Civil española, y en julio de ese año visitó España, donde permanecería más de tres meses. Lo que aquí descubrió modificó radicalmente no solo el sentido de uno de aquellos poemas, sino también sus posiciones políticas.
   
Los huesos olvidados narra aquella experiencia que el poeta compartió con su primera esposa, Elena Garro, y reconstruye la vida de un amigo de juventud que dentro del bando republicano sufrió persecución por ser del POUM (el Partido Obrero de Unificación Marxista). Pero no se trata de una novela más sobre la Guerra Civil: cubriendo un arco temporal que va de la década de los años veinte hasta finales de los noventa, y en escenarios mexicanos y españoles, su verdadero tema es la fidelidad, la búsqueda de la identidad propia y la fragilidad de la memoria.

El libro de Rivero Taravillo es muy recomendable para los que gusten de la buena novela, de la obra de uno de los grandes creadores del castellano, y de la memoria histórica.


REVISTA ÁGORA MARZO 2014/ NOTAS

1 comentario:

  1. En uno de los últimos números de la revista Empireuma, logramos publicar algunos poemas de Elena Garro. Lo que desconocíamos era el triste aislamiento en que se encontraba, un aislamiento urdido por el propio Paz.

    ResponderEliminar