jueves, 26 de diciembre de 2013

UN RELAXING CUP AL ENTRAR EL NUEVO AÑO


                                   DIARIO POLÍTICO Y LITERARIO DE FULGENCIO MARTÍNEZ..../23

Publicado en LA OPINIÓN DE MURCIA, 30-12-2013
 http://www.laopiniondemurcia.es/opinion/2013/12/30/relaxing-cup-entrar-nuevo-ano/524476.html


           UN “RELAXING CUP”  AL ENTRAR EL NUEVO AÑO



             El año 2013 se nos va, mozos y mozas, así tan callando. Habrá algunos que aun no se crean su partida y a los que se les aparezca su fantasma durante el siguiente; mas, en estas fechas, toca ser posibilista. Os animo a disfrutar de un rato relajado y a darle la bienvenida a 2014. Y si os da la gana, a echar las patas al aire y las campanas al vuelo, que ya vendrá algún hueso como Montoro o el cobrador de la luz a echarnos abajo la fiesta. No soy de esos optimistas patológicos, también llamados desinformados, del talante de un expresidente del Gobierno; pero mi ánimo está dispuesto a lo distinto, a las buenas noticias, a un optimismo moderado como el que profesa mi maestro en periodismo Juan Tomás Frutos en este diario. Ya veo a algún crítico despegar un rumor contra mi buen vaticinio sobre el nuevo Año.
                      - Sí, tal vez sea el mejor de los años que vengan en el futuro, en esa posición relativa del mejor entre los malos lo recibimos. 

                        En cualquier caso, no me va a amargar usted, señor crítico, porque yo no quiero que ningún hueso me amargue la entrada de 2014. En sus vísperas, estoy animado a darle una propina al cobrador de las eléctricas, cuando venga el próximo recibo; y que conste que lo pagaré con ese buen talante para que las acciones de las Eléctricas no sufran merma, que las pobres han ganado este año comparativamente solo el doble que las alemanas y las suecas (claro es que la culpa no es de ellas, sino de quien se lo consiente; ¡a qué país que no tenga vocación tercermundista como España se le ocurre dejar a las voracidad privada todo un sector de servicio básico para las personas y la industria como el que monopolizan esas peligrosas Compañías Eléctricas! ¡Aquí, no hay Estado!).

                      Mas juro no cabrearme en el último suspiro del año, y recibir también con buena cara la próxima bofetada del Gobierno en el que viene. Este sindicato o Iglesia o Gobierno de Mariano Rajoy le tiene manía a los derechos humanos y a los derechos sociales pero yo lo voy a esperar poniéndole la otra mejilla. Y si no me queda ya otra mejilla sin rubor, poniéndole las nalgas, caballeros. Sí, me han robado el sueldo (ellos y sus autonómicos le llaman recortes,  a lo que en castellano se llama robar o sisar del sueldo del empleado; ¡el mundo lo han puesto al derecho estos de la derecha: ahora, sisa el señor al criado!); amenazan con arrancarme el derecho a manifestarme, y el derecho al aborto; a todos nos han recortado el derecho al trabajo (trabajas si tienes suerte o te pudres en el paro ; en ambos casos, te imponen condiciones de esclavitud, me temo que será pronto esa la máxima aspiración: ser esclavo). “Cuando salgamos de esta crisis”, frase que quiere ser optimista, veremos el patatal que nos prepararon bajo los pies.  A un retroceso de trescientos años, hasta la época anterior a la Revolución francesa del siglo XVIII, nos quieren llevar estos tragamisas del Gobierno o Iglesia o sindicato de Mariano Rajoy, qué vaya usted a saber ya lo que es ese grupo que tomó la Moncloa con un programa por el que fue votado, y que, lejos de cumplirlo, sigue su propia inercia. En cualquier sana democracia se hubiera ido ese Gobierno porque abortó el programa para el que fue elegido. En la nuestra permanecerán todo el año que viene, al menos. Si como dice una dirigente e intelectual bilingüe del Partido Popular, Ana Botella, a propósito de la reforma de la ley del aborto, este Gobierno es partidario de la vida, lo es poco de la vida democrática. Por cierto, que dan a entender que los demás somos una reencarnación del militar golpista Millán Astray, o sea, partidarios de la muerte. La derecha no es consciente de sus palabras. ¡Pérdonalos, Señor, también cuando no la cumplen, porque tampoco tienen memoria!  Ningún hueso, insisto, me va a atragantar mi brindis por la Humanidad Feliz en 2014. Nos veamos todos en algún relaxing cup of café con leche. Brindo por ese buen ratico. Brindo a la española por la abulia y la tertulia, por el derecho a la pereza y por un mundo mejor y más justo para todos, también para usted, señora bífida, quiero decir, bilingüe.

                     Fulgencio Martínez
                     Profesor de Filosofía y escritor


 REVISTA ÁGORA DICIEMBRE 2013 FELICIDADES PARA 2014


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario